73. LA VERDAD, ¿QUÉ VERDAD? ENCUENTROS DE FILOSOFIA

Yo tengo que decirte la verdad/ aunque me duela el alma/ no quiero que después me juzgues mal/ por pretender callarla/ yo sé que es imposible nuestro amor / porque el destino manda/ y tu sabrás un día perdonar/ esta verdad amarga.... / Te juro por los dos que me cuesta la vida / que sangrara la herida por una eternidad. CONSUELO VAZQUEZ

1

“Estás aquí porque sabes algo, aunque lo que sabes no lo puedes explicar. Pero lo percibes. Ha sido así durante toda tu vida. Algo no funciona en el mundo. No sabes lo que es, pero ahí está como una astilla clavada en tu mente y te está enloqueciendo. Esa sensación te ha traído hasta mí ¿Sabes de lo que estoy hablando? ¿Te gustaría saber lo que es? Matrix nos rodea. Está por todas partes incluso ahora, en esta misma habitación puedes verla si miras por la ventana o al encender la televisión. Puedes sentirla, cuando vas a trabajar, cuando vas a la iglesia, cuando pagas tus impuestos. Es el mundo que ha sido puesto ante tus ojos para ocultarte la verdad. ¿Qué verdad? Que eres un esclavo, igual que los demás, naciste en cautiverio naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar, una prisión para tu mente. Por desgracia no se puede explicar lo que es Matrix: debes verla con tus propios ojos. Esta es tu última oportunidad, después, ya no podrás echarte atrás. Si tomas la pastilla azul: fin de la historia. La historia acabarás y despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creerte o lo que hagan creer. Si tomas la roja, te quedas en el País de las Maravillas y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de los conejos. Recuerda: lo único que te ofrezco es la verdad. Nada más: ¡Sígueme! ¿Alguna vez has tenido un sueño, Neo, que pareciese muy real? ¿Qué ocurriría si no pudieras despertar de ese sueño? ¿Cómo diferenciarías el mundo de los sueños del mundo de la realidad? No puede ser. ¿Ser qué? ¿Real? Tu aspecto actual es lo que llamamos una "auto-imagen residual. Es simplemente la proyección mental de tu yo digital. Entonces, ¿esto no es real? ¿Qué es "real"? ¿De qué modo definirías "real"? Si te refieres a lo que puedes sentir a lo que puedes oler, a lo que puedes saborear y ver, entonces el término "real" son sólo señales eléctricas interpretadas por tu cerebro. Este es el mundo que tú conoces.” ANDY Y LARRY WACHOWSKI: MATRIX. GUION ORIGINAL.

2

Ciertamente el problema del conocimiento y de la verdad han despertado en la actividad indagadora de Sócrates, pero también se asoma en el fecundo trabajo de los sofistas, se aquieta y se adormece durante la Edad Media, irrumpe filosóficamente en la Edad Moderna, y se apropia de la Contemporaneidad. Pero especialmente en nuestro tiempo la verdad no es una discusión académica, no es simplemente un problema filosófico o un debate entre iniciados, sino que el tema y el problema de la verdad está instalado entre nosotros: fluye de los medios y despierta nuestra perplejidad y nuestras sospechas, se sienta a la mesa de nuestros debate, sacude nuestro pensamiento cuando tratamos de decidir qué es lo que en definitiva está sucediendo, se mete en las relaciones inter-subjetivas, brota en los discursos públicos, altera el funcionamiento de las instituciones, se cruza con los afectos, sacude la actividad de los jueces, el quehacer de tribunales y el trabajo de los abogados, surge en la lectura de una novela o en el desarrollo de una película, contamina las denuncias, los negocios, los reclamos, los debates con sus interrogantes: ¿Cuál es en definitiva la verdad de los hechos cuando escucho a las dos partes en conflicto defender con absoluta convicción sus versiones? ¿Fue el responsable de los hechos que se le atribuyen o no en verdad es inocente? ¿Me está diciendo la verdad o toda su vida es un engaño? ¿Puedo cerrar el negocio con tranquilidad o me estoy arriesgando porque hay aspectos que me despiertan dudas? ¿Me estarán diciendo la verdad o esta dolencia me conduce a la muerte? ¿Tanta gente que se manifiesta a favor de los que gobiernan se pueden equivocar o seremos nosotros los que estamos en el error? ¿No es engañoso ese discurso que con apariencia de verdad nos conduce al engaño?

3

LA VERDAD ES LO QUE SE MUESTRA, lo ostensivo, que siempre se manifiesta, lo que en un primer momento se exhibe o finalmente se descubre y triunfa. La verdad tiene un poder en sí misma que lo ejerce con una fuerza irrefrenable. De alguna manera la verdad se convierte en lo dado de suyo, en lo que necesariamente se conoce y se reconoce. En esta línea existen una serie de relatos2 cuyo itinerario narrativo conducen siempre hacia la verdad. La verdad no se discute porque está allí y no se problematiza la eventual co-relación entre lo que llamamos realidad y su verdad (en el pensamiento o en la proposición). Este doble carácter del concordar se pone de manifiesto en la tradicional definición de la verdad: VERITAS EST ADAEQUATIO REI ET INTELLECTUS: la verdad es la adecuación de la cosa al conocimiento.

4

PRESENTE Y FUTURO DE LA VERDAD: “Hoy es un día maravilloso para que caminemos juntos”. Es una frase pronunciada por uno los miembros de una pareja. El concepto “día maravilloso” (intelecto) debe adecuarse al la cosa: pero el concepto “día maravilloso” puede representar para cada uno una idea distinta: “un día de sol junto al mar”, “una soleada mañana de otoño”, “un atardecer de verano en la montaña”, “un día de una lluvia suave”, “un mediodía del mas crudo invierno en el que el sol apoya su calor”. El objeto “día maravilloso” no es el mismo para todos los que buscan que se adecue a lo que el intelecto tiene pre-establecido en su interior. Y así podríamos decir lo mismo de: “la comida más exquisita”, “esto es la felicidad”, “el trabajo mas agradable”, “la mejor persona que he conocido”. De alguna manera (y aun cuando no estemos hablando de la actividad determinante del sujeto) uno descubre la verdad sobre las cosas, si encuentra en ellas lo que su intelecto previamente tiene por tal.

5

LA VERDAD RECLAMA UNA TAREA DE DESCUBRIMIENTO: la verdad no se deja ver como lo dado, sino como lo oculto, lo no revelado. Aquí podemos utilizar el de “en-sí” o el noúmeno kantiano. Son los fenómenos los soportes de nuestro conocimiento, pero los fenómenos no agotan lo real, el ser, en sí. Hay algo allí que puede no sernos manifestado, no haberse convertido aún en fenómeno (o nunca se convertirá en tal). Y allí puede morar la verdad, en un en sí noumenico al que intentamos abordar o al que nunca podremos arribar. Es un viaje hacia un puerto que puede siempre ir corriendo la orilla o desplazándose, ampliando lo que se nos revela hasta entregarnos el en sí para su definitiva contemplación. Y aquí asoman dos caminos igualmente transitable: el de la construcción del objeto a partir del caos fenoménico (la verdad está allí para que nosotros la armemos con la piezas que vamos acumulando) o el concepto de aleteia, de revelación "aquello que no está oculto", "aquello que es evidente", lo que es verdadero. del noúmeno al fenómeno. El problema, sin embargo, sigue anidado en esta posibilidad o imposibilidad que articula lo fenoménico con lo nouménico, entre lo que es en sí y lo que me es dado, entre lo que es para mi y debe ser presentado a los otros.

6

El problema de la verdad, en suma, radica en que NO SIEMPRE LA VERDAD ESTÁ A LA VISTA, indiscutible, pura, incontaminada, segura. No siempre la verdad-en-sí es una verdad-para-mí. Sino que, frecuentemente hay imposibilidades o también se le atribuyen al hombre falsedad y disimulo, mentira y engaño, estafa y apariencia, en resumen, todos los TIPOS POSIBLES DE NO VERDAD. Por eso el proceso de des-cubrimiento implica “salir a buscar lo que aun no me ha sido dado”, pero también: luchar contra lo que se me opone, lo que frena mi acceso a la verdad. Y conviene recordar ciertas distinciones al respecto: (a) ERROR = es un concepto o un juicio equivocado. “Creo que no fui el último en ver a la persona desaparecida”. (b) la MENTIRA = es decir, simplemente, lo contrario a lo que uno cree, sabe o piensa. Es decir que el que miente, conoce la verdad y reconoce que no dice la verdad, sino que elige decir lo contrario. Por ejemplo: “Estuve allí, pero no he sido el autor de los hechos” aunque haya sido el autor de los hechos. (c) el ENGAÑO = es dar a la mentira una apariencia de verdad, presentar lo falso como verdadero para inducir a aceptar otra realidad. “Es verdad que estuve allí esa noche, pero – con seguridad - no fui el último en verla porque cuando me iba, alguien ingresaba al departamento”, aunque no haya visto ingresar a nadie y trate de construir una buena coartada.

7

No es lo mismo decir: “Me equivoqué”, “Me mintió”, “Me engañó”. En el primer caso soy yo el que he caído en error, el que no me he dado cuenta de la verdad, el que he tomado por válido lo que no era. Así por ejemplo: “Me equivoqué: pensé que era una persona y resultó otra completamente distinta”. En el segundo caso, alguien presenta como verdadero lo que no lo es, lo contrario a la verdad. “Cuando llegó nos dijo que había estado de viaje, aunque nunca había salido de la ciudad”. El tercero usa la mentira como una estrategia de engaño; “Primero se presentó como un hombre de negocio y luego como un reconocido empresario. Nos propuso una serie de negocios. Después supimos que había quebrado y estaba en la ruina”.
De alguna manera puedo no mentir, no engañar, pero – al mismo tiempo - no decir la verdad o toda la verdad. Cuando en un juicio se le pide a quien testifica o declara: “¿Jura decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad?”, ¿qué le estamos pidiendo? ¿Qué no mienta o que diga todo lo que sabe? En realidad, el testigo dirá todo lo que crea o quiera decir. Es curioso: en el Decálogo Bíblico – no dar falso testimonio ni sentir - no se prescribe que haya que decir la verdad, sino que “no se debe dar falso testimonio contra el prójimo, no se debe decir lo contrario a lo que uno sabe, sino lo que se puede decir”. Uno no debe pasar falsamente como testigo, y el falso testigo es alguien que dice o afirma lo que no es o lo que no sabe. Por eso hay todo un esfuerzo – efectivo o inútil – por descubrir, por encontrar la verdad y, también, por des-ocultar, desarticular el engaño, el velo, la mentira, la ignorancia, el error para poder llegar a la verdad. Por ejemplo: si alguien me pregunta: “¿Vos estuviste con todos ellos en el Departamento?” Yo puedo afirmar: “No. No estuve allí con todos ellos”. No he dado falso testimonio, no he mentido, pero no he dicho la verdad. Los hechos investigados concluyeron que los hechos sucedieron en el Departamento (al que nunca llegué) pero yo había pasado toda la noche con casi todo el grupo pero en otros lugares, donde ya se pre-anunciaba lo que finalmente sucedió. Nadie me ha pedido que diga toda la verdad y no he mentido sobre lo que me han interrogado.

8

Una cosa es la verdad de los hechos y otra la veracidad de los dichos. Los hechos puede haber sido esos u otros, pero los dichos son veraces si el responsable ha sido sólo y todo lo que sabía al respecto. Puede suceder que el testimonio de alguien sea veraz, pero que no se ajuste a la verdad de los hechos, porque lo que sabía de los mismos era solamente una parte y desde una perspectiva, por lo que no pudo lograr conocer la totalidad de lo sucedido. Y puede suceder que alguien mencione la verdad de los hechos pero sea engañoso en la versión. Una cosa es la VERDAD DE LOS HECHOS y otra la VERACIDAD DE LOS DICHOS. Los hechos puede haber sido esos u otros, pero los dichos son veraces si el responsable ha dicho sólo y todo lo que sabía al respecto. Puede suceder que el testimonio de alguien sea veraz, pero que no se ajuste a la verdad de los hechos, porque lo que sabía de los mismos era solamente una parte y desde una perspectiva, por lo que no pudo lograr conocer la totalidad de lo sucedido. Y puede suceder que alguien mencione la verdad de los hechos pero sea engañoso en la versión. Mientras LA VERDAD es lo que se predica de la correlación entre el pensamiento - enunciado, y la realidad (los hechos, lo acaecido, lo objetivo), LA VERACIDAD es una cualidad del sujeto, una cualidad subjetiva o moral, propia de quien debiendo comunicar una verdad, efectivamente lo hace.

9

LA VERDAD ES UNA PRESENCIA INCOMODA, MOLESTA: es el sujeto el que no quiere acceder a la verdad. Porque es molesta, porque es dolorosa, porque inquieta, hiere o destruye. La propia verdad, la verdad sobre sí mismo, la verdad sobre las personas que quiere o que lo rodean, la verdad sobre la realidad o la verdad sobre los otros. La verdad está allí, disponible: basta pensar serenamente en uno, hablar con alguien, preguntar, escuchar, acceder a un documento, a una puerta, a un archivo, leer. Pero no damos el paso, nos resistimos, algo interior nos bloquea, nos frena. Preferimos no saberlo, no des-cubrirlo, no correr los velos, no asomarnos (aun cuando sentimos conversaciones e imaginamos movimientos detrás de ella). “Siempre es triste la verdad y lo que no tiene es remedio” nos repetimos, corrigiendo la frase engañosa de la canción. ¿Para qué quiero saber? ¿Y después, qué? Y es posible, que en estas circunstancias, no desee o no me atreva a conocer mis verdades profundas, la verdad de los otros, lo que los otros son o la versión de nosotros que tienen los otros. Y además, si intuimos, o sabemos, o comprobamos que las verdades nos hacen mal, ¿para qué acceder a ellas? Tu verdad me hace mal. Mi verdad te hace mal: ¿Por qué renunciar a la tranquilidad, si es posible vivir con más comodidad en la ignorancia o en el engaño? La verdad es liberadora, pero comporta un riesgo, una carga de compromiso y de molestia. El paradójico: al mismo tiempo nos otorga seguridad y pero estratégicamente nos priva de ella.

10

LA VERDAD SE MUESTRA COMO OBJETIVA E INDISCUTIBLE: La concepción clásica de la verdad trabaja fundamentalmente con la posesión de la verdad y no con la búsqueda de la verdad. Cuando la verdad se posee, se puede defender, administrar, enseñar, sistematizar, legar, transmitir: nos pertenece y definimos territorio en el que mora y rechaza por heterodoxo a quien no la acepta o no la reconoce. La posesión arma trincheras, la indagación construye caminos. Cuando la verdad se busca, el propósito consiste en llegar, en acceder a ella, con la íntima convicción de que la búsqueda puede ser eterna, cíclica, espiralada, O que nos regala periódicos oasis, rodeados de desiertos infinitos: a veces creemos que ya la alcanzamos y – como el horizonte – siempre se desplaza y se transforma, en una reencarnación de Sísifo o del Prometeo encadenado. De alguna manera uno elige la seguridad de la posesión o el riesgo de la búsqueda, goza custodiándola o disfruta des-cubriéndola. LAS VERDADES RELIGIOSAS son verdades, verdades indiscutibles y dogmáticas, verdades a las que cada uno se somete o se ata por fe y respondiendo a sus propias convicciones. (ortodoxia).

11

LA VERDAD COMO UNA CONSTRUCCIÓN SUBJETIVA Y PRODUCCION COLECTIVA: las verdades – en la medida en que son tales – puede ser construcciones subjetivas y arbitrarias en la que cada sujeto arma un mundo a la medida, y construcciones colectivas en las que se opera por discusiones y consensos. Pero en uno y en otro caso, una verdad puede ser relativa. La verdad no es mas verdad porque la piense uno o porque la proclame una multitud (Vox populi, voz dei). Unos y otros pueden expresar o contrariar la verdad. El fantasma de la imposibilidad de aprehender la realidad o de poder expresarla es una isotopía entre los problemas del conocimiento y juega con la posibilidad de las construcciones subjetivas y arbitrarias de los mundos más diversos8. A su vez, el juego de las interpretaciones, el peso de las ideologías y la voluntad de poder ponen en cuestión el criterio de verdad como un producto de aprobación universal. Especialmente la mirada distorsionadora de las ideologías renuncia a la verdad, para defender e imponer una versión de la misma, que se asume como sesgada y arbitraria, aunque necesaria.

12

LA VERDAD ES TAMBIÉN (O ES ANTE TODO) UN INSTRUMENTO DE PODER: Si la verdad de los hechos depende de su interpretación, son sus intérpretes y hermeneutas los que manejan y administran la verdad. La verdad depende de la voluntad poder. Puede que haya cientos de verdades, porque hay cientos de interpretaciones, pero se imponen las verdades que están sostenidas por el poder, la que se logra imponer por el peso de la autoridad o la estrategia del medio. La verdad es la que la voluntad de poder logra imponer. O sea que hay una co-relación entre verdad y poder y la verdad termina siendo una creación del poder. La verdad es hija del poder. Y así como el poder impone la verdad, puede imponer la mentira y el engaño como una estrategia. LA VOLUNTAD DE VERDAD, basada en un soporte y una distribución institucional tiende a ejercer sobre los otros discursos una especie de presión y como un poder de coacción, que sabe incluir y consagrar algunas verdaderas (ortodoxia) y excluir y condenar otras (heterodoxia). En este sentido sólo puede haber ciertos tipos de sujetos de conocimiento, órdenes de verdad, dominios de saber, a partir de condiciones políticas, que son como el suelo en que se forman el sujeto, los dominios de saber y las relaciones con la verdad. El discurso verdadero, el legitimado como tal, no puede reconocer la voluntad de verdad que lo atraviesa, porque el poder sabe enmascararse. Así no aparece ante nuestros ojos más que una verdad y la consideramos tal, llena de riqueza, fecundidad, fuerza suave e insidiosamente universal. E ignoramos por el contrario la voluntad de verdad, como prodigiosa maquinaria destinada a excluir todos aquellos que, punto por punto, han intentado o intentan soslayar esta voluntad de verdad y enfrentarla contra la verdad.

13

¿QUÉ VERDAD? PRAGMATICA, EMPIRICA, RACIONAL, VISCERAL, EMOCIONAL, IDEOLOGICA, RELATIVA, ABSOLUTA, NEGOCIADA, PROVISORIA, DEBIL... ¿DÓNDE ESTA?
POST VERDAD =un híbrido de las ideas bastante ambiguo cuyo significado “denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”. No sé si es verdadero o no, pero yo siento que debe ser así. Y puede ser puesto en práctica por cualquier sector social: quienes gobiernan o quienes militan en la oposición. La gente se moviliza, piensa o vota más con las vísceras y el instinto que con la razón o la lógica. La verdad se SIENTE, no se prueba o se comprueba. Y esa es la astucia del LIDER que sabe hablar a sus seguidores.
HECHOS ALTERNATIVOS = cuando el PODER o la OPOSICION observan que los medios presentan críticas y afirmaciones fundadas de la gestión concluyen que la realidad y el relatos son otros, que los MEDIOS no pueden llegar a ver. Y así se trata de explicar por qué las cosas no se parecen siempre a lo que describen los medios, aún cuando estos las hayan observado, verificado y evaluado: "no existe tal cosa como los hechos, porque la realidad que nosotros vemos es otra”

ALEJANDRO FILIO LA VERDAD

Al principio rodando pasó la verdad
sobre el polvo que guarda el camino
y a los brazos de un hombre callado cayó
sin que nadie cambiase el destino.

Aquel hombre que tuvo esa vez la verdad
se quedó para siempre callado
y extraviado en la sombra que cubre esta faz
sigue siendo el que más se ha buscado.

Me quieren vender la noche por luz
la calma por la tempestad
y yo quiero saber dónde diablos está
dónde diablos está la verdad
me quieren vender la piedra por flor
la niebla por la claridad
sólo quiero saber dónde diablos está
dónde diablos está la verdad

Unos dicen que fue un estornudo fatal
quien lanzó a la verdad rumbo al norte
y que la han visto paseando en el parque central
con su mini de piel y un escote.

La verdad es que un día se cansó la verdad
de buscar su verdad sin hallarla
sin embargo al principio rodando pasó
sin que nadie pudiese salvarla.