68. Mc FARLAND. SIN LIMITE (2015)

EE.UU. 124 min. Director: NIKI CARO Guion: Chris Cleveland, Bettina Gilois, Grant Thompson. Con Kevin Costner, Maria Bello, Mariann Gavelo, Elsie Fisher, Martha Higareda, Morgan Saylor, Vincent Martella, Catherine Toribio, Daniel Moncada, Connor Weil, Diana Maria Riva, Carlos Pratts, Vanessa Martinez, Joshua Cooper, Chelsea Rendon, Natalia Cordova TRAILER = https://www.youtube.com/watch?time_continue=8&v=zzckH1zUTgg CANCION FINAL DE JUANES = https://www.youtube.com/watch?v=VGhijvA4XTU

McFARLAND, fundada en 1957, es una ciudad ubicada en el condado de Kern en el estado estadounidense de California. En el año 2006 tenía una población de 12000 habitantes, muchos de ellos MEXICANOS empleados en numerosas tareas en las diversas cosechas de la región.

1987. JIM WHITE (Kevin Costner) es un profesor de educación física y entrenador que viene de fracaso en fracaso por su carácter. Se termina peleando con todos y expulsado de los diversos. La única opción en trasladarse con su familia (esposa y dos hijas) a una minúscula población del sur de California (Mc FARLAND) aceptando el cargo de PROFESOR DE EDUCACION FISICA de una escuela.

No es bien recibido y les cuesta adaptarse a un medio hostil. No sabe bien qué puede hacer en esa escuela y con esos alumnos (la mayoría, mexicanos, dedicados a trabajar para ayudar a sus familias). Al verlos correr tanto para poder llegar a sus ocupaciones y verlos tan veloces, descubre la posibilidad de prepararlos para cross-country, para competir en diversas instancias.

Vence todas las oposiciones y dificultades, - como es de esperar – logra después de mucho esfuerzo los mejores reconocimientos. Con sus triunfos, también su familia encuentra en los vecinos los verdaderos amigos. Llegado el momento WHITE y su familia deberán optar entre un futuro más promisorio o permanecer en ese humilde lugar. Está basada en una historia real y sus personajes reales aparecen al concluir la película, ya que los triunfos en las carreras les significó un verdadero ascenso social.

• WHITE debe ganar la pelea contra sí mismo, porque no se tiene confianza, ni tiene carácter para resolver los conflictos. Está jugándose la última carta y comienza arriesgando todo, hasta encuentra su lugar, el lugar en el que puede hacer su trayectoria, su proyecto de vida. Por algo sus muchachos no comienzan, sino que terminan llamándolo “entrenador”: es un título que se gana con experiencia, probando que digno de ser nombrado así.

• Debe ganar su batalla contra los siete chicos mexicanos a quienes tiene que convencen que son capaces, que pueden lograr el objetivo, que pueden triunfar. No lo hace de una vez para siempre: una y otra vez debe probarlo, hasta ponerse a trabajar con ellos para entender lo que viven en esa vida miserable que les ofrece como único destino repetir la historia de sus padres.

• Debe ganar el enfrentamiento con los padres de los chicos que lo necesitan para el trabajo y que no confían en las posibilidades de sus hijos, ni en la escuela, ni corriendo. Para eso WHITE debe meterse en el corazón de las costumbres mexicanas y conquistarlos. Cuando todas las familias tomen como propio el equipo, cuando lo hagan un emblema de la ciudad, la victoria y el respaldo está asegurado.

• Debe convencer al director de la escuela y a sus administrativos para que crean que es posible un proyecto que nace sin ningún respaldo, que no tiene nada que perder y que puedes darle las mejores recompensas.

• Sobre todo, debe enfrentar a su familia (que lo han seguido de ciudad en ciudad, de trabajo en trabajo) para que crean en él y le tengan fe, confíen. Su esposa, sus hijas lo entenderán todo cuando los amigos mexicanos del pueblo le celebren los 15 años a su hija. Y cuando le reclamen quedarse allí, porque finalmente hay un proyecto que los contiene a todos.

• Y, finalmente, debe convencer al sistema, a los otros entrenadores, a los que ya son parte del juego que él también puede ganar, que tiene posibilidades, a pesar de la apariencia de sus humildes corredores. Y lo logra cuando le ofrecen el mejor contrato y las mejores condiciones de vida, y él las rechaza porque quiere ser fiel a quienes lo respaldaron en su momento. Y lo hace a pesar de la sencillez en la que vive y la violencia que nunca desaparece.

• Cuando uno ha vencido todas estas pruebas, todo es posible, porque solamente le queda organizar su trayecto, su recorrido y ganar. Y así sucede, porque los corredores no solamente triunfaron en los suyo sino que cambiaron su propio destino por la educación, la universidad, el futuro decidido por ellos mismos.

• No siempre se gana. No siempre nos sonríe el triunfo. No siempre sale el sol. Pero en esos momentos en que las nubes cierran el cielo y las tormentas matan el horizonte es donde debemos poner nuestro mayor empeño, toda nuestra lucha, los mejores deseos, la posibilidad de ganar. Y siempre, siempre vuelve a salir el sol. Y WHITE que no lo ha entendido en todas sus experiencias como entrenador de prestigiosos equipos, termina comprendiéndolo en ese lugar minúsculos con esos humildes mexicanos acostumbrados a todos los trabajos y los esfuerzos. No tienen nada que perder, sino todo por ganar.

LAS ESCENAS DE LA ESCUELA son limitadas: la fuerte figura de director, un colega de educación física y una administrativa que es quien le van revelando la verdadera realidad. Mucha personalidad en el director que debe luchar con 1000 problemas y no hay escenas de funcionamiento de esas misma escuela, como sí lo hay de la vida familiar y de los agotadores trabajos en el campo. Quien va marcado en sus discursos las realidades educativas es la joven secretaria o administrativa que le confiesa a WHITE el estado de la escuela, de los alumnos, de los mexicanos, pero que también será capaz de comunicar el “cambio” que ha operado el profesor de educación física en los alumnos. Hay ciertos estereotipos de los profesores de educación física: (1) hacerlos correr, (2) indicarles una obligación y quedarse sentado en las gradas comienzo un sándwich y (3) estar en la sala de profesores o clases pero leyendo cuestiones que nada tienen que ver con lo escolar.

La película es un tratado de educación porque genera el crecimiento de todos. Todo crecimiento es doloroso, no es automático ni instantáneo y favorece a quienes son más perseverantes en sus convicciones. He aquí algunas ideas:

• Es difícil perder, cuando saben que no hicieron lo suficiente. Las grandes batallas no se ganan haciendo el mínimo esfuerzo y aunque a veces cuesta sacar lo mejor de los corredores, el líder siempre debe ver más allá de las apariencias de sus colaboradores y sacar a relucir lo mejor de ellos. Dejarlos rendirse no debe ser una opción para un buen líder. Por eso WHITE les pide siempre más, pero diferenciando lo que cada uno puede dar y hacer.

• Hay que celebre las pequeñas victorias para llegar a las grandes victorias. WHITE le regala el mar como premio a la primera victoria y la alegría de esos jóvenes al ver por primera vez el mar justificaba todos los esfuerzos. Celebrar es meterse en la vida de ellos para entender de qué manera viven cada esfuerzo y cada victoria.

• No siempre se entiende el presente, pero hay que buscarle salida. Todos sabemos que en muchas ocasiones no es sencillo comprender el presente, las respuestas o las decisiones de los otros. Quejarse de la situación no la mejora y abstenerse a la acción solo posterga el sufrimiento suyo y del equipo.

• Todo largo camino comienza con el primer paso. Convencer a algunos, correr un poco, hace algunos entrenamiento, intentar participar para aprender. Son pequeños pasos, pero preparan todos los siguientes. Cuando van a competir por primera vez solamente hay 3 ó 4 niños despidiéndolos. Cuando se afianzan, está todo el pueblo que los acompaña hasta el lugar de la competencia.

• Asumir las culpas desde arriba hacia abajo. El líder, el entrenador, el jefe es quien debe asumir las culpas cuando las cosas no salen porque si no destroza a los más débiles. Son las palabras de WHITE cuando fracasan en la primera competencia. EL debe prepararse, volverse un experto, conocer para poder guiarlos.

• Cada uno cumple una función en el equipo. Y hay un juego de táctica y estrategia para poder poner y mover las piezas. El capitán, el hombre salvador, el respaldo. A cada uno lo necesita para el momento justo. Y así hace crecer a todos, porque todos se saben indispensables pero solidarios. Y si alguien falla habrá quien pueda sustituirlo con su esfuerzo (lo que finalmente sucede en la carrera final).

• No depende del entrenador, sino del equipo. El entrenador no entra a la cancha, no corre, no puede hacerlo por ellos. Son los sietes muchachos los que puede llevarlo al triunfo. Si no confía, no puede ejercer el rol. Le corresponde planificar, organizarlos, definir los medios para lograrlo todo. Y sobre todo acompañarlos cuando todo queda en sus manos.

EE.UU. 124 min. Director: NIKI CARO Guion: Chris Cleveland, Bettina Gilois, Grant Thompson. Con Kevin Costner, Maria Bello, Mariann Gavelo, Elsie Fisher, Martha Higareda, Morgan Saylor, Vincent Martella, Catherine Toribio, Daniel Moncada, Connor Weil, Diana Maria Riva, Carlos Pratts, Vanessa Martinez, Joshua Cooper, Chelsea Rendon, Natalia Cordova

Y LA CANCIÓN FINAL DE JUANES

La canción forma parte de la banda sonora de la película e incluye música del compositor brasileño Antonio Pinto. “Me emocionó mucho cuando Disney me invitó a ser parte de este proyecto tan especial (…) Después de ver la cinta, me inspiré acerca del poder del trabajo en equipo, de la tenacidad y la fe”, declaró Juanes en un comunicado. La canción tiene un toque completamente latino, pues aparte de la producción del dominicano y bachatero Juan Luis Guerra, la letra fue compuesta por dos colombianos: Juanes y Fonseca, además de la colaboración del músico cubano Descemer. NIKI CARO, la directora de McFarland, USA realizó también el videoclip que acompaña la nueva canción del ganador de dos premios Grammy y veinte Grammy Latinos, que acudió a la ciudad californiana para rodar el vídeo y ofrecer un pequeño concierto improvisado.

Aterrizando en un sueno
Voy navegándome la vida
Hoy me regalo esta nuevo día
Si, si La luna siempre me guía

No siempre entiendo el presente
Pero le busco la salida
Mejor estar herido que ausente
Mejor sonar que echarse a la suerte
Mejor la vida cuando se siente

Si me miras se que me descifras
Si te mira yo también lo hare
Lo sabes bien Este camino es como un libro abierto

Y si Hoy es
El ultimo día de mi vida
Vida mía todo lo daré
Seamos uno, andemos el mundo
No hay nada que no podamos juntos

Andamos por el camino
Siguiendo solo el horizonte
Llevo en mis ojos melancolía
Si si, La luna siempre me guía

Yo se que tienes otra vida
yo tengo la mía
todos tenemos en la vida
abierta alguna herida
a veces vamos por la vida
buscando salidas
Mejor sonar que echarse a la suerte
Mejor la vida cuando se siente

Y si Hoy es
El ultimo día de mi vida
Vida mía todo lo daré
Seamos uno, andemos el mundo
No hay nada que no podamos juntos

Le das luz a mi vida
Cuando me miras, tú me iluminas
Por el resto de mis días
No hay cortes y sanas mi vida

Si me miras se que me descifras
Si te mira yo también lo haré
Lo sabes bien este caminón es como un libro abierto

Le das luz a mi vida
Cuando me miras, tú me iluminas
Por el resto de mis días
Mejor sonar que echarse a la suerte
Mejor la vida cuando se siente

Y si hoy es
El ultimo día de mi vida
Vida mía todo lo daré
Seamos uno, andemos el mundo
No hay nada que no podamos juntos

Si me miras se que me descifras
Si te mira yo también lo hare
Lo sabes bien Este caminón es como un libro abierto

Y si Hoy es
El ultimo día de mi vida
Vida mía todo lo daré
Seamos uno, andemos el mundo
No hay nada que no podamos juntos
Juntos!!!