65. VARGAS LLOSA: ESOS HEROES DISCRETOS DE NUESTROS DIAS

En estos tiempos postmodernos, de pos-verdades y muerte de los relatos no hay lugar para los GRANDES HEROES DEL PASADO. No sabemos – en realidad – si alguna vez existieron, pero nos alimentamos con sus historias y leyendas. VARGAS LLOSA (2013) : EL HEROE DISCRETO. ALFAGUARA y con música de fondo de CECILIA BARRAZA = LA MÚSICA QUE ESCUCHA FELÍCITO. https://www.youtube.com/watch?v=hhR_gt9A5Ns https://www.youtube.com/watch?v=4FTPkl6pe8k https://www.youtube.com/watch?v=rfGhZMg8-q0

Hoy nos nutrimos de HEROES DISCRETOS. O deberíamos hacerlo: gente normal, común, corriente, que tiene su propia lucha, su propio tesoro que defender o encontrar y que lucha contra sus oponentes. Son HEROES que no lo parecen, HEROES DISCRETOS, RESERVADOS, MINIMOS, que permiten que la sociedad abrigue la esperanza en un futuro mejor.

Es lo que presenta VARGAS LLOSA en su novela. Hay TRES HOROES DISCRETOS. En primer plano: (1) en PIURA: FELÍCITO YANAQUE (con su esposa GERTRUDIS, su discreta amante MABEL y sus dos hijo: MIGUEL Y TIBURCIO) y (2) en LIMA: ISMAEL CARRERA con su nueva esposa ARMIDA y sus dos hijos: MIKI Y ESCOBITA. Y Detrás: (3) RIGOBERTO con LUCRECIA y FONCHITO.

Los tres luchan contra MOLINOS DE VIENTO convertidos en amenazas: FELÍCITO, la extorsión que le han hacen para obligarlo a pagar una “contribución” y asegurarle protección a su negocio del transporte. ISMAEL, el reclamo de sus hijos que quieren su muerte rápida para quedarse con todo, mientras él decide armar una nueva vida. Y RIGOBERTO, luchando por mantener su fidelidad de años a ISMAEL.

Más allá de esa lucha, hay vida cotidiana, normal, con sus virtudes y sus defectos. El escenario lo completan los policías de PIURA, habituales en las novelas de VARGAS LLOSA: LITUMA, el CAPITAN SILVA y otros. Historia discreta, moral mínima, para estos héroes discretos que no merecen un cantar épico, sino una novela de nuestro tiempo. Una heroicidad que tal vez se necesite para asegurar que la vida en común y los contratos sociales son posibles: alguien que cree en sus convicciones y se opone, se enfrenta y logra – finalmente – el triunfo.

ALGO MÁS COMO CURIOSIDAD DE ESTILO:
TECNICA DE LOS DIALOGOS YUXTAPUESTOS, SOLAPADOS, ENTRELAZADOS.

En varios pasajes (por lo menos cuatro), presenta un diálogo en el que participan PAREJAS DE INTERLOCUTORES QUE OCUPAN TIEMPOS Y ESPACIOS DIFERENTES. Lo llamativo es que el diálogo se presenta como una continuidad, pero en realidad va saltando de pareja en pareja, de lugar en lugar y es el lector el que debe interpretar quiénes son los que están hablando y de qué están hablando, como si se tratara de diálogos con vasos comunicantes que, cuando se remite a una conversación anterior, habilitan automáticamente que se abra una y otra ventana y que todas sigan abiertas al mismo tiempo. Pero como la escritura es lineal, las ventanas (digitales) o el rápido cambio de pantallas en la las imagen, debe presentarse de manera superpuesta o yuxtapuesta. Funcionan como MEZCLA DIÁLOGOS DE CONVERSACIONES DISTINTAS pero sobre un mismo tema, de manera que pueden SOLAPARSE en lugar de acudir a la voz del narrador.

POR EJEMPLO:

LETICIA Y RIGOBERTO (1) hablan de las misteriosas apariciones que padece FONCHITO y para ellos se remiten a (2) una conversación que FOCHITO ha tenido con LETICIA, su madrastra, y a su vez se remiten a (3) la conversación que se ha producido en el encuentro entre FOCHITO y EDILBERTO TORRES. (234 – 236) Como si fuera un escalonamiento de pruebas y al mismo tiempo un hipervínculo que abre ventanas, un diálogo va llamando al siguiente.

En el CAPÍTULO XVI (1) FELÍCITO está hablando con ADELAIDA la adivina y curandera y le cuenta sus males al descubrir quienes lo estaban extorsionando, y allí aparece sin mediar explicaciones (2) el diálogo de FELÍCITO con los dos policías (CAPITAN SILVA Y LITUMA) que le han revelado la verdad, que a su vez habilitan (3) la conversación que tienen con el agente de civil (CANDELARIO) que ha estado vigilando la casa de MABEL y ha descubierto a MIGUEL, y la revelado la trama de las amenazas. (254 – 267) No son diálogos escalonado (uno detrás del otro), sino diálogos entremezclados que van pasando sin un orden fijo de uno a otro tiempo y lugar. Siempre el que lo dispara es el diálogo original, el último que temporalmente se produce. Es el lector que debe darle orden a las voces que lee y escucha.

En el CAPÍTULO XVIII (319), el diálogo se cruza de una manera muy curiosa: RIGOBERTO, LETICIA Y FONCHITO han llegado a PIURA porque se encontrarán allí con ARMINDA (que se ha refugiado en la casa de GERTRUDIS Y FELICITO), (1) conversan entre sí sobre el lugar y sus atracciones, pero mientras tanto aparece (2) la conversación de RIGOBERTO y FONCHITO hablando de EDILBERTO TORRES y su última aparición en la Iglesia, y finalmente (3) la conversación de TORRES y FONCHITO sobre la biblia, la fe, la formación religiosas y otros temas. Algo similar sucede cuando LOS TRES dialogan para elegir la PELICULA, porque aparece el diálogo que mantiene (o ha mantenido) RIGOBERTO con los hijos de su amigo ISMAEL.

En el ULTIMO CAPITULO, mientras hablan LETICIA y RIGOBERTO, LETICIA habla con ARMIDA, que a su vez está hablando con DON ISMAEL (que ya ha muerto)