030. BABEL O DEL PENSAMIENTO PARA EL MUNDO EN QUE VIVIMOS

BABEL es la pelicula, pero también es el conflicto de las interpretaciones, el juego del lenguaje, la imposibilidad del entendimiento. Tal vez por eso BABEL sea el mundo en que vivimos, el mundo del BRUEGHEL y una tarea de la filosofìa.

PELICULA BABEL = EL CONFLICTO DE LAS INTERPRETACIONES. Necesitamos aprender a ver el mundo en que vivimos, decidir desde dónde pensarlo e interpretarlo.

La película BABEL es realmente una bella película, una dolora versión del mundo en que vivimos, de la orfandad y la desprotección en la que nos movemos, de la in-comunicación que nos rodea. Es un canto a la construcción de historias y a un guión ocurrente que salta por sobre lo pre-visible y anticipable para enhebrar tres historias en tres geografías muy distintas (los inhóspitos paisajes de Marruecos, la superpoblada ciudad de Tokio, la frontera de EE.UU y México, en San diego) sin aparente conexión pero plenamente articuladas. Las tres historias que se unen a partir de juego de los primitivos niños marroquíes que juegan con el rifle y terminan hiriendo - sin saberlo - a una turista norteamericana... y que luego establece un puente hacia el mundo de los inmigrantes mexicanos (cuando sus dos hijos al cuidado de una ilegal terminan festejando un casamiento del otro lado de la frontera y sin poder regresar a casa) y a través del rifle se proyecta hacia un departamento japonés en donde está su dueño original que confiesa habérselo regalado a un lugareños en Marruecos. Las historias arrancan sin explicaciones previas y se cortan sin dar mas cuenta de lo que habrá de acontecer. Y a su vez cada una de ellas es una parte de una vida que tiene además mas historias: el casamiento, la adolescente sordomuda y aislada que vive con su padre porque su madre se ha suicidado, el conflicto del matrimonio que no puede elaborar el duelo del hijo muerto.
Y esa historia es el reflejo de lo que pasa, del mundo en que vivimos, de nuestra contemporaneidad, de lo que nos pasa: abandonados, lejanos, “des – cuidados” poco podemos hacer por nosotros y menos por los demás. Nadie ayuda a la mujer herida que siendo ciudadana del primer mundo está muriéndose sin remedio en una geografía ajena a todo progreso; nada se puede hacer por la adolescente que pretende conquistar con su cuerpo la comunicación que nadie le brinda; nadie entiende a la inmigrante ilegal que se sabe la madre real de los niños norteamericanos pero que es expulsada del país y regresada a México. No hay salvación, apenas algunos gestos para sobrevivir en un mundo sin fronteras que sin embargo las ha fortalecido a todas y nos ha sumergido en el desamparo. La Babel bíblica y original ha sustituido por la MEGABABEL de nuestros días, la ALDEA GLOBAL, que puede convertirse en demasiado inhóspita, demasiado ancha, demasiado ajena: la sobreabundancia de la comunicación no nos impide que sigamos personal y socialmente in-comunicados. Y esa orfandad demanda otra sociedad, otro cuerpo de ideas, otros pensamiento.

01. La filosofía de nuestros días se lee en todas las fuentes, para eso es necesario ejercitar el ojo experto y crítico para poder sumar a los textos canónicos y consagrados, los otros “textos”, no oficiales o no oficializados. La pregunta de hoy es: ¿dónde esta el pensamiento, en dónde está la filosofía? ¿Qué es filosofía - prolongación de la tradición de veintisiete siglos – en nuestros días? ¿Sobre qué textos está escrita? ¿Cómo actúa e influye en la constitución de las ideas que nos rodean?

02. Es cierto que hay un período previo en el que parece haber una continuidad con la filosofía moderna, aunque haya una brusca ruptura con sus temas y problemas… pero esos pasos definitorios de la filosofía del siglo XIX se prolongan de muchas maneras muy diversa en el siglo XX.

03. La filosofía contemporánea – a diferencia de las anteriores - no debería consumirse y repetirse, sino construirse. No se trata de repetir manuales, libros, fotocopias… sino de buscarlos, consultarlos y definir nuevos recorridos. Por eso la metodología de trabajo deberá ser distinta. Se trata de dar un salto, desde la dependencia heterónoma del profesor, a la autonomía del futuro profesor de filosofía, que construye su propio camino.

04. La filosofía debería ser un rompecabezas de muchas caras con las que cada uno arma su recorrido y su figura. Los muchos materiales deben servir para crear la propia mirada. Leer, hablar, proponer temas, preprarse.

05. El primer paso será “armar” nuestro programa, con el aporte de todos.

MARIO BENEDETTI: BABEL

La soledad es nuestra propiedad más privada viejo rito de fuegos malabares en ella nos movemos e inventamos paredes con espejos de los que siempre huimos la soledad es tiempo / veloz o detenido / reflexiones de noria / espirales de humo / con amores in vitro / desamores in pectore / y repaso metódico de la buena lujuria la soledad es noche con los ojos abiertos esbozo de futuro que escondió la memoria desazones de héroe encerrado en su pánico y un sentido de culpa / jubilado de olvido es la tibia conciencia de cómo deberían haber sido los cruces de la vida y la muerte y también el rescate de los breves chispazos nacidos del encuentro de la muerte y la vida la soledad se sabe sola en mundo de solos y se pregunta a veces por otras soledades no como via crucis entre ánimo y ánima más bien con interés entomológico todavía hace un tiempo / en rigor no hace tanto las soledades / solas / cada una en su hueco hablaban una sola deshilachada lengua que en los momentos claves les servía de puente o también una mano una señal un beso acercaban al solo la soledad contigua y una red solidaria de solos conectaba las geografías y las esperanzas en el amor y el tango los solos se abrazaban y como era de todos el idioma del mundo podían compartir la tristeza y el goce y hasta se convencían de que no estaban solos pero algo ha cambiado / está cambiando cada sólo estrenó su nueva cueva nuevo juego de llaves y candados y de paso el dialecto de uno solo ahora cuando bailan los solos y las solas ya no se enlazan / guardan su distancia en el amor se abrazan pero piensan en otro abrazo / el de sus soledades las soledades de babel ignoran qué soledades rozan su costado nunca sabrán de quién es el proyecto de la torre de espanto que construyen así / diseminados pero juntos cercanos pero ajenos / solos codo con codo cada uno en su burbuja / insolidarios envejecen mezquinos como islotes y aunque siga la torre cielo arriba en busca de ese pobre dios de siempre ellos se desmoronan sin saberlo soledades abajo / sueño abajo

BRUEGHEL = TORRE DE BABEL

Brueghel nos dejó como legado la más famosa representación de la torre, como una construcción fallida pero a la vez poderosa e imponente. No hay más que fijarse en el colosal tamaño con respecto a la ciudad, que parece de miniatura a su lado. Es posible distinguir, gracias a la minuciosidad del artista, todos los detalles de su construcción; desde grúas y andamios hasta el detalle de la estructura interna, resaltada en una tonalidad diferente que dota de belleza al conjunto. La nube de la cúspide es la sutileza que recalca la altitud que lograron alcanzar.

El diseño de la torre es en espiral ascendente, muy similar al característico zigurat de la antigua Mesopotamia, en cuya capital, Babilonia, parece ser que estuvo realmente localizada. Sin embargo, el autor lo reviste de la apariencia de las construccionDetalle La torre de Babeles romanas, más concretamente del Coliseo de Roma, ciudad en la que se supo que estuvo el pintor flamenco antes de ejecutar esta obra. Choca aún más el resto de la composición, que claramente se refiere a una ciudad holandesa de la época, como la propia Amberes, donde vivió parte de su vida. Se puede distinguir la muralla que cerca toda la metrópolis y las embarcaciones propias de la época; detalles significativamente alejados de lo que podría ser la Babilonia de la torre, de más de 2000 años antes de cristo de antigüedad. De esta forma, el autor mezcla la diversidad que su ciudad estaba experimentando, en la que debido al comercio concurrían las más variadas lenguas, con el mito, actualizándolo así a su propia realidad.

Cabe destacar la escena del primer plano, en la que se puede observar como una picapedrero rinde pleitesía a lo que parece un Rey. Efectivamente, se trata de Nimrod, nieto de Noé y primer soberano de la humanidad, que parece maldecir a sus vasallos. Aunque la escena da lugar a elucubraciones, me inclino a pensar que es una crítica a la terquedad de los gobernantes que culpan a otros de sus delirios de grandeza. Y esto puede tener sentido porque muchos autores consideran esta obra como una crítica a los Habsburgo.

Estilísticamente hablando, habría que destacar el agradable colorido de la composición, dominando evidentemente por el amarillo apagado de la piedra y su contraste con la parte superior, como ya comenté anteriormente. El dibujo es muy preciso y rico en detalles, en consonancia con toda la obra de Brueghel, que gustaba de representar grande espacios en los que pasan muchas cosas al mismo tiempo, siguiendo la estela del que fuera su mayor influencia, el misterioso El Bosco. También se notan reminiscencias a Patinir en el tratamiento del paisaje, que resulta sorprendente por la finura empleada incluso 500 años después.La pequeña torre de Babel, Pieter Brueghel

Brueghel ejecutó también dos obras más en referencia a este tema, de las que se conservan solamente una. La otra pintura, que adjunto en el artículo como mera curiosidad, es menos interesante y palidece ante su hermana mayor, cuya visión nos recordará por siempre que la ambición desmedida acaba fracasando.

Autor: Pieter Brueghel llamado el Viejo
Año: 1563
Medidas: 114 x 154 cm
Soporte: Óleo sobre madera
Tema: Religioso
Estilo: Renacentista
Localización: Museo de Historia del Arte de Viena, Viena

cfr. ARTE SELECTO en http://www.arteselecto.es/renacimiento/la-torre-de-babel-pieter-brueghel... (19.12.2016)