034. ¡NO QUIERO IR A LA ESCUELA, MAMA

¿QUE PUEDE SUCEDER CON UN PROFESOR RESPONSABLE Y CUMPLIDOR QUE - UN BUEN DIA - DECIDE NO IR A TRABAJAR PORQUE ESTÁ CANSADO DE LA EDUCACION, DE LA ESCUELA, DEL SISTEMA Y DEL MALESTAR DOCENTES QUE PADECE? UNA HISTORIA POSIBLE... PARA PENSAR LO QUE NOS PASA...

¿Qué hora es? No pueden ser las 6,00, porque el despertador aun no sonó y yo – por reglamento general del MINISTERIO DE EDUCACIÓN – hace más de veinte años que me levanto a las seis, todos los días, llueva, truene, caiga granizo o nieve, o salga el sol. Herencia sarmientina. ¿Qué día es hoy? ¿En qué siglo estamos, ya llegó el 2000? ¿En dónde estoy? ¿A qué hora me fui a dormir anoche? ¿En dónde, con quien? Me parece que dormí solo porque lo que veo son papeles, libros, pruebas…y además no recuerdo a nadie que haya estado anoche, noche de jueves, aquí. Estoy demasiado perdido y lo peor es que en una hora – supongo - debería estar dando clases. ¡¡¡Que mal que me siento!!!! ¿Cuando se terminara esta tortura?

Ustedes pensaban que se iban a encontrar con UN ALUMNO de esos que cada mañana escucha el despertador o los llamados de sus padres y comienzan con la cantinela: ¡HOY NO VOY A LA ESCUELA MAMA!, ¡HOY DEJAME FALTAR, PAPA! Y a esa hora de la mañana en que los padres no quieren escuchar nada, absolutamente nada, porque están organizando la jornada y partiendo para el trabajo, aparecen razonamientos lógicos propios de la dialéctica hegeliana del hijo-alumno: Mamá, hoy no tenemos mucho que hacer, en realidad nunca tenemos nada, pero además hoy tenemos al pesado de química que quiere arruinarnos el viernes con una evaluación y, además, tengo que entregar un trabajo que teníamos que hacer con Marcos, que se fue a pasar el fin de semana a Córdoba.. ¡DEJAME MAMA, TE LO PIDO POR EL AMOR DE DIOS, DE TODOS LOS SANTOS, DEL PAPA FRANCISCO, DE LA ABUELA Y TODOS LOS FAMILIARES…! y a continuación vienen – como en la APOLOGÍA del finadito SOCRATES – el recurso argumentativo a la promesa y al compromiso: Yo te prometo que hago todo bien, que no gasto en nada, ni les demando más dinero, que no salgo el fin de semana, que dejo ordenada la habitación, que lavo los platos y el auto, y que no te no suplico que me dejes hacer un tatuaje… El silencio de los padres da por concluida la dialéctica.

Pero NOOOOOO, no seguiremos escuchando esta sarta de estupideces, fruto del delirio y la pereza genética de alumnos trasnochados No se trata del pedido de un alumno o de una alumna, porque muchos de estos, no piden, deciden. Se trata de otra historia. Ya que ustedes están allí, observando mi humilde habitación de DOCENTE ARGENTINO, y mi curioso aspecto de DOCENTE ARGENTINO recién amanecido, dando lástima, espero entregarles una buena historia, una historia que no los defraude.

310. ¡NO QUIERO IR A LA ESCUELA, MAMA
https://es.scribd.com/doc/294473243/310-NO-QUIERO-IR-A-LA-ESCUELA-MAMA

88. ¡NO QUIERO IR A LA ESCUELA, MAMA!
https://www.academia.edu/19970855/88._NO_QUIERO_IR_A_LA_ESCUELA_MAMA_