018. LA EDUCACION ES PARA TODOS (DERECHO) LA ESCUELA NO PARECE SER PARA TODOS. ¿QUÉ HACEMOS?

NO HABLAMOS DE OBLIGACION. NO TIENE SENTIDO HACERLO PORQUE SIEMPRE ES FORMAL Y NO REAL. ¿CÓMO HACEMOS PARA LOGRAR QUE EL DERECHO A LA EDUCACION SEA EFECTIVAMENTE EJERCIDO POR QUIENES DEBEN EDUCARSE Y RESPETADO POR QUIENES DEBEN RESPETÁRSELO? ¿COMO RESOLVER LAS CONDICIONES SUBJETIVAS Y OBJETIVAS DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN?

(01) El ideal de la escuela y el aula, con sus profesores y alumnos en sus lugares y haciendo lo que deben hacer (tiempo y espacio) es siempre un ideal. A ese ideal se ajustan muchos alumnos que deben seguir haciendo lo que hacen porque se sienten cómodos y contenidos con ese estilo.

(02) De todos modos, esos rituales no son la esencial de la educación, porque bien puede pasar que se cumplan formalmente con todas esas exigencias y, sin embargo los profesores no enseñen o los alumnos no aprendan (aunque finjan hacerlo y aprueben formalmente los exámenes). No sólo es como parece y, frecuentemente, lo esencial es invisible a los ojos y a los reglamentos.

(03) Pero además, puede suceder que ESE LUGAR, ESE TIEMPO y ESA FORMA no sea la que se adapte a todos los que deben estar en la escuela o deben ejercer el derecho a la educación. Hay sujeto que tienen otra historia, provienen de otra cultura, tienen otras costumbres, y el cumplimiento de obligaciones y reglamentos no es la situación de ingreso, sino una meta, un objetivo que es necesario alcanzar.

(04) El problema de la INCLUSION UNIVERSAL es que los EXCLUIDOS no están dispuestos a aceptar las condiciones de la ESCUELA, sino que pretenden – como en muchos órdenes de la vida que llevan – proponer sus propios criterios. Esto puede sonar fuerte y agresivo para las autoridades, los docentes, los alumnos normales, el sistema… pero lo que nos interesa es la INCLUSION PARA EDUCAR, y poder negociar condiciones formales, mientras no se discute el fin es un camino aconsejado.

(05) Una gorra, un pantalón inadecuado, un par de zapatilla de gusto dudoso, aros, piercing o tatuajes, pañuelos o camperas con capucha son la FORMA DE VESTIR HABITUAL de los chicos que crecen en un medio marginal y violento. Los identificamos porque son así, nos cruzamos de vereda, los evitamos… pero para ellos, “sacarse todo eso” es quitarles la única identidad que tienen. Un guardapolvo no nos iguala, sino que los TAPA y ellos se verán extraños, ajenos, distintos. Hasta puede suceder que usen un par de días un guardapolvo que al poco tiempo deja de ser tal o – finalmente – terminen alejándose de la escuela.

(06) Con gorras, tatuajes, aros o camperas, lo que interesa es afrontar el tema de fondo: su violencia, su exclusión social, la posibilidad de escucharlos y de darles la palabra, la necesidad de hacerles descubrir el VALOR DE LA EDUCACION, el ARMA DE LA PALABRA, la posibilidad de descubrir sus derechos y de ejercerlos. También deberá descubrir paulatinamente sus deberes y poner en funcionamiento los verdaderos valores.

(07) LA ESCUELA, EL SISTEMA, LOS DIRECTIVOS, LOS DOCENTES estamos demasiado acostumbrados a los alumnos que aceptan las reglas, que conocen los rituales, que aceptan las pautas, que se sienten cómodos con lo que se les impone, con los disciplinados y controlados. La sociedad se ha encargado de prepararlos y la escuela le da otro “golpe de horno” para que se encuentren a punto para su ingreso a la sociedad…

(08) El tema es que no reflejan la TOTALIDAD de los niños, de los adolescentes, de los jóvenes y de los adultos. Y si hablamos de UNIVERSALIDAD debemos ser coherentes, e INCLUIR a todos, porque es un DERECHO UNIVERSAL y porque – además – es una buena estrategia de reaseguro para la misma sociedad. Cuanto más seleccione y excluya más amenazada estará.

(09) Entonces es necesario CONVERTIR el pensamiento y la mirada, pensar desde otro lugar o desde muchos lugares… y tratar de formular las condiciones de trabajo, de ingreso con criterios mas amplios. Que los chicos “normales” (incluidos, disciplinados) sepan entender esta necesidad universal de llegar a todos… y que los que sólo entienden otros códigos valoren la amplitud de la escuela y de sus docentes para lograr que ellos se incorporen, lleguen, estén.

(10) No será tarea sencilla, no será una labor gratificante… pero es posible que con el paso de los días, de los meses, de los años la sorpresa se produzca al final…Y tal vez la HOMOGENEIDAD que antes se suponía en el ingreso (como condición) se conseguirá al concluir.

(11) Para poder entender estos mensajes es necesario reunirse, escuchar, hablar, presentar casos, compartir desánimos y cansancios, pensar otras estrategias para organizar y controlar la clase, ayudarse entre todos para definir otras metodologías para enseñar y lograr que todos aprendan. Tener paciencia mucha paciencia y mucha esperanza. No es fácil, pero no es imposible.